Inicio                                        Enfermedades     Nutrición      Sexualidad      Procedimientos      Curiosidades     
Suscríbete a TuBuenaSalud.com

Suscríbite a TuBuenaSalud y te llegarán al email los nuevos artículos sobre enfermedades, curiosidades salud, sexualidad, dietas y nutrición, etc.

Correo electrónico:

Tranquilo... no hacemos spam.


 

El insomnio

La patología del sueño se llama insomnio. Este se manifiesta como la dificultad para conciliar el sueño, más propia de personas jóvenes, y la otra es que se concilia el sueño pero éste sufre varias interrupciones, este hecho se observa generalmente en pacientes adultos y ancianos.


Principales causas por las que se padece insomnio

La mayoría de los pacientes que padecen insomnio son por causas: fisiológicas (ambientes ruidosos, calurosos, cambios de turnos de trabajo...), psicológicas (estrés, acontecimientos personales...), psiquiátricas (depresión, ansiedad, anorexia...) y toxicológicas (consumo de alcohol, tabaco y/o estimulantes).

Consejos para el insomnio

Las consultas de gente que no duerme bien son muy frecuente en la medicina general, por ello antes de sugerir la ingesta de un hipnótico debemos darle al paciente una serie de consejos para intentar paliar el problema sin fármacos.

  • Higiene horaria, acostarse siempre a la misma hora
  • Indumentaria cómoda
  • Descansar en una habitación sin ruidos y bien ventilada
  • Corregir costumbres de bebida y comida antes de acostarse, como no tomar excitantes como la teofilina (sustancia que se administra a un asmático), cafeína, alcohol...
  • No usar el mismo hábitat para trabajar y dormir
  • Evitar ejercicios o esfuerzos antes de acostarse
  • Realizar ejercicios de relajación
  • Si no se concilia el sueño tomar un vaso de leche, leer...

Si con estas prácticas no se consigue evitar el insomnio, entonces el médico puede receptar hipnóticos

¿Qué es un hipnótico?

Es una droga que produce un sueño próximo al nutual o fisiológico; son depresores centrales no selectivos, por tanto la diferencia entre un hipnótico y un anestésico generalmente depende del grado de intensidad de la acción.

El hipnótico ideal deberá inducir el sueño durante 7-8 horas y evitar los despertares frecuentes. Es importante que sea capaz de mantener la estructura global del sueño, sin modificar demasiado las etapas REM y NREM.

Clasificación de hipnóticos:

  • Barbitúricos
  • Benzodiacepinas hipnóticas
  • Otros como: metacuolona, hidrato de cloral, clometriazol, meprobamato y doxilamina

 





Última modificación: 24 de Agosto de 2012. Spain - España.
Copyright © 2006, TuBuenaSalud, por . Todos los derechos reservados.