Inicio                                        Enfermedades     Nutrición      Sexualidad      Procedimientos      Curiosidades     
Suscríbete a TuBuenaSalud.com

Suscríbite a TuBuenaSalud y te llegarán al email los nuevos artículos sobre enfermedades, curiosidades salud, sexualidad, dietas y nutrición, etc.

Correo electrónico:

Tranquilo... no hacemos spam.


 

Colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa pertenece al grupo de enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Se caracteriza por un curso recurrente o recidivante, en forma de brotes que se intercalan con periodos mayores o menores de inactividad inflamatoria. Se caracteriza por una afectación exclusiva del colon, en su totalidad o parcialmente.


Al igual que en la enfermedad de Crohn hay unas indicaciones absolutas de cirugía: perforación, displasias de alto grado o cáncer, hemorragia masiva, megacolon tóxico o dilatación masiva del colon que no responde al tratamiento médico y obstrucción colónica secundaria a estenosis por fenómenos cicatriciales.

En la colitis ulcerosa, la intervención quirúrgica de elección es la proctocolectomía total, extirpación del colon en su totalidad incluyendo el recto. Habitualmente esta intervención se realiza en dos tiempos:

Primero, se extirpa el colon, se realiza una ileostomía (se aboca el intestino delgado a la pared abdominal a través de un estoma o boca y se confecciona una bolsa interna o reservorio con el intestino delgado, que actuara a modo de recto.

Posteriormente, varios meses después de la primera intervención, se cierra la ileostomía y se restablece el tránsito intestinal mediante la emisión de las heces a través del ano. La intervención solo requerirá un tiempo en los enfermos que deseen una ileostomía definitiva.

La realización del reservorio Ileana tiene algunos inconvenientes como son:

  • Fallo o ausencia del funcionamiento del mismo (10% de los pacientes)
  • Problemas sexuales masculinos (15 % de los casos)
  • Inflamación del reservorio que aparece hasta en la mitad de los casos con el paso de los años
  • En algunos casos puede aparecer incontinencia por la mala distensibilidad o elasticidad del reservorio

En los casos quirúrgicos en los que no queda claro si se trata de una enfermedad de Crohn o una colitis ulcerosa se realiza una colectomía subtotal, es decir, se extirpa el colon dejando el recto y permiento una anastomosis entre el intestino delgado y el recto. En estos supuestos lógicamente no se realiza reservorio y es necesario vigilar el recto periódicamente mediante endoscopías.

 





Última modificación: 24 de Agosto de 2012. Spain - España.
Copyright © 2006, TuBuenaSalud, por . Todos los derechos reservados.