Inicio                                        Enfermedades     Nutrición      Sexualidad      Procedimientos      Curiosidades     
Suscríbete a TuBuenaSalud.com

Suscríbite a TuBuenaSalud y te llegarán al email los nuevos artículos sobre enfermedades, curiosidades salud, sexualidad, dietas y nutrición, etc.

Correo electrónico:

Tranquilo... no hacemos spam.


 

Hiperplasia benigna de próstata

La próstata es la glándula situada debajo de la vejiga y que abraza como un collar la uretra (el conducto de la orina). Su función es producir parte del semen. Con la eyaculación, el líquido producido por la próstata se junta con el producido en los testículos y las vesículas seminales, formándose el semen.


A partir de los 40-50 años, el varón sufre un paulatino cambio hormonal que provoca un aumento progresivo del tamaño de la próstata. Este aumento de tamaño, en principio, es benigno y se conoce con el nombre de HBP o hiperplasia benigna de próstata. A pesar de que puede haber otros factores implicados, este aumento de tamaño es el responsable de la compresión del conducto de la orina. Esta compresión produce una dificultad al paso de la orina, lo que traduce en unos determinados síntomas urinarios.

Aunque el aumento del tamaño prostático es el principal causante de los síntomas miccionales, existen otras patologías o enfermedades de la próstata, de la vejiga y del conducto urinario que pueden causar dichos síntomas (síntomas del tracto urinario inferior). Además, el tamaño de la próstata no siempre se relaciona con la severidad de las molestias. Hay próstatas grandes que pueden no causar síntomas y próstatas pequeñas capaces de generar muchas molestias. Por esta razón, es importante acudir al urólogo ante la presencia de cualquier molestia al orinar.

Síntomas frecuentes de la próstata

  • Dificultad para empezar a orinar, sobre todo al levantarse por la mañana
  • Necesidad de orinar con bastante frecuencia, tanto de día como de noche
  • Chorro débil y fino que se corta durante la micción
  • Necesidad imperiosa de buscar un servicio para orinar
  • Sensación de no haber vaciado completamente la vejiga, por ello debe volver a orinar al poco tiempo
  • En algún caso, imposibilidad para orinar

Es probable que en la fase inicial de estas enfermedades no se manifieste ningún síntoma o que estos síntomas sean percibidos por el paciente como algo normal. Por ello, lo más recomendable es que todos los hombres mayores de 50 años acudan a la consulta del médico para hacerse revisiones periódicas de su próstata.

Técnicas para diagnosticar las enfermedades de próstata

  • Historia clínica
  • Tacto rectal: probablemente será la primera exploración que se le practique. Con él, el médico conocerá el tamaño y consistencia de su próstata
  • Analítica sanguínea
  • Analítica de orina para descartar la presencia de infección urinaria
  • Estudio de flujo urinario: con el que se determina la rapidez con la que la orina fluye
  • Otras pruebas: ecografía de próstata, urografía, cistoscopia

 





Última modificación: 24 de Agosto de 2012. Spain - España.
Copyright © 2006, TuBuenaSalud, por . Todos los derechos reservados.