Inicio                                        Enfermedades     Nutrición      Sexualidad      Procedimientos      Curiosidades     
Suscríbete a TuBuenaSalud.com

Suscríbite a TuBuenaSalud y te llegarán al email los nuevos artículos sobre enfermedades, curiosidades salud, sexualidad, dietas y nutrición, etc.

Correo electrónico:

Tranquilo... no hacemos spam.


 

La diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica y heterogénea que se caracteriza por impedir al organismo aprovechar normalmente la glucosa. La glucosa es una sustancia que nuestro cuerpo utiliza como fuente principal de energía La glucosa en sangre normal es de 70-110 mg/dl antes de las comidas La diabetes mellitus la podemos clasificar en dos tipos: tipo 1 y tipo 2.


Clasificación de la diabetes


Diabetes Tipo 1

Esta diabetes a su vez se puede clasificar en dos tipos: autoinmune e idiomática.

La forma autoinmune, se da en individuos genéticamente predispuestos, aunque los factores genéticos por sí solos son insuficientes para causar la diabetes tipo 1. Aproximadamente del 5 al 10% de las personas diagnosticadas de diabetes tienen el tipo 1. El comienzo puede producir a cualquier edad pero por lo general se da antes de los 30 años.

Síntomas de la Diabetes Tipo 1

Los síntomas son: pérdida de peso, poliuria (cantidad excesiva de orina), polifagia (aumento de la sed), polidipsia (hambre excesiva) que puede producirse de modo abrupto al comienzo de la enfermedad.
En los lactantes y niños se produce con frecuencia un progreso rápido hasta una deficiencia absoluta de insulina, mientras que en los adultos el progreso suele ser lento.

Etiología de la Diabetes Tipo 1

La etiología se relaciona con un efecto o insuficiencia de las células Beta, (no son conocidos los fenómenos que desencadenan la destrucción de estas células). Su destrucción progresiva da lugar a una pérdida de la respuesta de la insulina a la glucosa y con el paso del tiempo hiperglucemia detectada clínicamente.

Algunas formas de diabetes tipo 1 no tienen causa conocida y se clasifican como diabetes “idiopática”.

Diabetes Tipo 2

Aproximadamente del 90 al 95% de las personas diabéticas tienen el tipo 2. El comienzo suele producirse después de los 30 años aunque puede ser antes y de hecho, la diabetes tipo 2 se está volviendo cada vez más frecuente en niños y adolescentes y se cree que representa aproximadamente del 10 al 20% de todos los casos de diabetes en los niños.

Síntomas de la Diabetes Tipo 2

Se dan pocos síntomas clásicos.

Etiología de la Diabetes Tipo 2

La etiología se debe a un defecto en la excreción y en la acción de la insulina. La mayoría de los individuos tienen un defecto hereditario en la acción de la insulina como consecuencia de las anomalías en la vía sintética del glucógeno o en el transporte de la glucosa. También contribuyen factores adquiridos como: la obesidad, estilo de vida sedentaria, envejecimiento, ciertos fármacos, etc.
Aproximadamente el 50% de los varones y el 70% de las mujeres con diabetes de tipo 2 son obesos.

Diagnóstico

Consiste en la determinación de la glucosa en plasma en ayunas (no haber tomado comida o bebida a excepción de agua durante al menos 8 horas antes de realizar la prueba).

Según los valores obtenidos se clasifican en:

Normal < 110 mg/dl
Glucosa alterada en ayunas >110 mg/dl y < 126 mg/dl
Diabetes* > 140 mg/dl
*se confirmara con otra prueba


El ejercicio en la diabetes

Durante el ejercicio en un sujeto no diabético se produce una disminución de la insulina y un aumento de glucagon lo que permite la liberación hepática de glucosa. Para preservar la función del sistema nervioso central los niveles de glucemia se mantienen bastante estables durante el ejercicio.

En la persona diabética no se produce esta disminución de insulina durante el ejercicio, lo que lleva a una disminución de la producción hepática de glucosa y un aumento de la utilización periférica de la misma, lo que incrementa el riesgo de hipoglucemia. Si en el momento en el que se realiza el ejercicio los niveles de insulina son bajos y hay una excesiva liberación de las hormonas contra insulares (glucagon, adrenalina...) se incrementan los niveles de glucemia y de cuerpos cetónicos e incluso se puede precipitar una cetoacidosis diabética. Si en el momento del ejercicio hay un aumento de insulina, se impide o disminuye la liberación hepática de glucosa y se puede precipitar la hipoglucemia.

Hipoglucemia

El principal efecto secundario de la insulina es la hipoglucemia. Los pacientes y los familiares deben estar preparados para reconocer y tratar la hipoglucemia.

Si el paciente está consciente, el tratamiento de elecciones de 10 a 5 g de glucosa oral repitiendo en 15 -20 minutos si persiste la hipoglucemia. Si aún queda de una a dos horas hasta la siguiente comida, el paciente deberá tomar un tentempié extra.

Si el paciente no puede deglutir con seguridad, se requiere tratamiento parenteral; todos los diabéticos tratados con insulina deben tener glucagon a su disposición, se debe enseñar a sus familiares, amigos a administrarlo.

Ver también: Dieta en pacientes diabéticos

 





Última modificación: 24 de Agosto de 2012. Spain - España.
Copyright © 2006, TuBuenaSalud, por . Todos los derechos reservados.