Inicio                                        Enfermedades     Nutrición      Sexualidad      Procedimientos      Curiosidades     
Suscríbete a TuBuenaSalud.com

Suscríbite a TuBuenaSalud y te llegarán al email los nuevos artículos sobre enfermedades, curiosidades salud, sexualidad, dietas y nutrición, etc.

Correo electrónico:

Tranquilo... no hacemos spam.


 

La tuberculosis

La tuberculosis es una enfermedad infecto-contagiosa causada por micro bacterias, la más importante el conocido como bacilo de koch.


Etiología de la tuberculosis

Se produce por diseminación mediante partículas de aerosol, con los que por medio de la respiración, el germen llega al espacio alveolar y mediante los vasos linfáticos hacia los ganglios regionales. Su replicación bacteriana es lenta (de 14 a 21 días). Tras drenaje linfático el germen alcanza la sangre diseminándose por vía hematógena al resto de los órganos donde queda latente sin replicación.

Los microorganismos latentes pueden reactivarse en casos en los que se produce disminución de las defensas inmunológicas.

La infección por VIH es actualmente el principal factor de riesgo para el padecimiento de tuberculosis. La mayoría de los casos de tuberculosis clínica ocurren meses o años después de la primo infección.

Prueba de diagnóstico de la tuberculosis

La prueba diagnóstica más frecuente es la prueba de Mantoux(tuberculina) consiste en la inyección intradérmica de un conjunto de proteínas. La prueba se considera positiva cuando la induración medida a las 48- 72 horas es mayor de 5 milímetros de diámetro o bien 14 de diámetro si ha existido vacunación. Esta prueba sólo traduce que existe inmunidad celular frente a la infección (persona infectada pero no enferma).

Manifestaciones clínicas de la tuberculosis

Dentro de las manifestaciones clínicas de la tuberculosis nos podemos encontrar:

Tuberculosis respiratoria:

  • Neumonía tuberculosa:la clínica suele ser insidiosa, con febrícula, malestar general, pérdida de peso, sudoración nocturna, tos persistente y expectoración en ocasiones hemoptoica.

  • Pleuritis tuberculosis: ocasiona un cuadro de derrame pleural.

Tuberculosis miliar:

Se produce por diseminación hematógena en personas con alteración grave del sistema inmune. Es más frecuente en ancianos. Presenta un comienzo clínico agudo predominando los síntomas constitucionales y la fiebre. La enfermedad es poco contagiosa


Tuberculosis extra pulmonar:

Se manifiesta de tres formas: en el seno de una tuberculosis miliar, simultáneamente a una reactivación pulmonar o en ausencia de enfermedad clínica pulmonar

Tratamiento de la tuberculosis

Se basa en la utilización de varios fármacos a la vez, con el objeto de disminuir la aparición de resistencias. Actualmente el tratamiento de la tuberculosis en nuestro medio se basa en el empleo de tres fármacos, todos ellos bactericidas, y que son: isoniacida (fármaco más importante), rifampicina y piracinamida durante 2 meses, prosiguiendo después con isoniacida y rifampicina 4 meses más hasta completar un tratamiento de 6 meses.

 





Última modificación: 24 de Agosto de 2012. Spain - España.
Copyright © 2006, TuBuenaSalud, por . Todos los derechos reservados.