Inicio                                        Enfermedades     Nutrición      Sexualidad      Procedimientos      Curiosidades     
Suscríbete a TuBuenaSalud.com

Suscríbite a TuBuenaSalud y te llegarán al email los nuevos artículos sobre enfermedades, curiosidades salud, sexualidad, dietas y nutrición, etc.

Correo electrónico:

Tranquilo... no hacemos spam.


 

Ejercicios del suelo pélvico (ejercicios de kegel)

Los ejercicios del suelo pélvico o ejercicios de Kegel consisten en contraer y relajar los músculos del suelo pélvico (conjunto de músculos que cierran la cavidad abdominal por su parte inferior a la vez que sujetan y mantienen en su posición normal a la vejiga, vagina, útero y recto) con diferentes ritmos o pautas y en diferentes posturas.


Con tan solo unos minutos de ejercicios diarios, usted podrá fortalecer estos músculos ya que se comportan como otros músculos de nuestro cuerpo: el ejercicio los puede fortalecer de nuevo, consiguiendo así recuperar, en muchos casos, el problema del control de orina.

Para reconocer los músculos del suelo pélvico haga las siguientes pruebas:

  • Imagine que se le va a escapar gases. Apriete el musculo alrededor del ano (esfínter anal) con todas sus fuerzas subiéndolo hacia dentro y hacia arriba
  • Cuando este orinando, trate de detener la salida de orina: lo hará sentada, con el tronco ligeramente inclinado hacia delante y las piernas separadas. Si lo puede hacer quiere decir que está usando los músculos adecuados
  • Ahora cierre, apriete y suba con fuerza los tres a la vez, respire normalmente (sin aguantar la respiración mientras contrae). Estará construyendo los músculos del suelo pélvico

Estos ejercicios se pueden y se deben realizar en cualquier postura:

  • De pie, separando ligeramente las piernasTumbada boca arriba con las rodillas dobladas y las piernas ligeramente flexionadas
  • Sentada, apoyando las plantas de los pies firmemente sobre el suelo, inclinada hacia delante apoyando los codos o antebrazos sobre los muslos

Recomendaciones:

  • Adquiera el hábito de realizar los ejercicios con regularidad, asociándolos a alguna actividad cotidiana que realice con frecuencia. Si es constante y regular en la práctica diaria de estos ejercicios podrá empezar a notar mejoría en unas 5 o 6 semanas
  • Es conveniente que adquiera el habito de contraer los músculos cada vez que vaya a realizar un esfuerzo que pueda producir perdida de orina (coger peso, subir escaleras, estornudar…)

 





Última modificación: 24 de Agosto de 2012. Spain - España.
Copyright © 2006, TuBuenaSalud, por . Todos los derechos reservados.